La derecha como ejecutora del mal.

Lo sigo sosteniendo: la oposición esta recargada, corregida y aumentada. Y no estoy diciendo que fue algo liviana en cuanto a su virulencia. Sí ha sido absolutamente liviana en cuanto a hacer política en serio. El hacer política, la sí-política, si se me permite la licencia, ha estado más que ausente de sus intencionalidades y accionar.
¿En qué me baso para tal afirmación? Solo “acusacionismo” ha hecho la oposición. Acusar, acusar, acusar. Recordemos solo dos: “Aduana paralela”, y el más reciente caso Schoklender. Y la pobreza. Como han reclamado y acusado al Gobierno Nacional por los pobres. Y en verdad los hay en el país, entendiendo como pobres a aquellos que no tienen trabajo y sólo poseen como modo de vida alguna changa o ayuda estatal.
Entonces mandan un movilero, visitan a una persona o a una familia, la muestran luego por el canal, y conmueven, porque la miseria siempre conmueve, y no está para nada mal que los medios denuncien y muestren las carencias. Pero hay un pequeño detalle, mejor dicho, dos, que aviesamente, a uno olvidan mencionar y al otro lo mencionan claramente.
Primero, que la miseria que todavía tenemos es heredada de las “gloriosas” épocas neoliberales, muy patrocinadas por algunos de los actuales “defensores de pobres”, y lo que me parece muy siniestro y manipulador, es que muestran ese o a varios casos similares como la única realidad, como lo único que pasa en el país, en suma, “demuestran” que todos estamos en la miseria.
La conclusión a la que llegan y con la que bajan línea estos “defensores de pobres” es entonces muy simple: nada ha hecho el kirchnerismo por la gente, por los pobres. La negación absoluta. Negación y tergiversación.
Porque sostener que el Gobierno no ha hecho nada para combatir la pobreza es algo que el clásico latiguillo usado por los “biempensantes” se encarga de desmentir, cuando se da una ayuda: “Le dan plata a los vagos”. ¿En qué quedamos? ¿Hace o no hace el gobierno? ¿Los pobres son pobres o son vagos? Si se los ayuda, el Gobierno hace “clientelismo”, si no ayuda, está todo el país mal por culpa de Cristina.
Lo que más claro deja esta forma de la no-política, es el caso de los subsidios. Hace años que vienen diciendo que son un derroche, y ahora que el gobierno los va aplicar muy selectivamente, esto es, solo al que los necesite, dicen que el Gobierno está haciendo ajuste, que está atacando y dañando gravemente a la clase media.
El caso paradigmático es el del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que, como opositor que es, también venía diciendo desde hace años que los subsidios son “un derroche”, pero cuando le ofrecieron el traspaso de la administración de la concesión de los subterráneos, exigió subsidios por… ¡6 años más!
Y así llegamos al caso de la Ley de democratización del papel prensa. Se han dedicado los últimos días a “aclararle” al mundo que la Ley es un artero ataque a “la libertad de expresión”. Pero por supuesto, en ninguna nota han publicado el articulado de la Ley. Como para que todos los lectores, digo, comprueben que ellos son los que dicen la verdad.
Y ni hablar de los foros en internet, en donde encontramos verdaderas cloacas, foristas que hacen gala de una capacidad superlativa para el insulto, la descalificación, la injuria. Y que después acusan al kirchnerismo de ser “confrontativo y crispador” ¿A que se deben estas cuestiones de las acusaciones, contradicciones, tergiversaciones, hipocresías y mentiras, vertidas a granel y sostenidas en el “principio” de la presunción de culpabilidad, “principio” aplicado con verdadera fruición por el conjunto de la oposición? ¿Qué no pueden ser oposición por estar bajo un “régimen”?
El hecho de que dicen las peores cosas que se puede decir de un ser humano, cosas que creo en algunos casos no se dicen ni del diablo, desmiente tajantemente que haya algún límite a la libertad de expresión. Y no debemos olvidarnos que por un proyecto de Cristina, se despenalizaron las calumnias e injurias en lo referente a las cuestiones públicas.
Volviendo a la presunción de culpabilidad, debemos tener presente que es el sustento con el cual la oposición lleva a cabo todas sus acusaciones. Especulan con la posibilidad de que la gente también se maneje con la presunción de culpabilidad, esto es, que baste solamente la acusación mediática para que alguien sea declarado culpable sin atenuantes. Me parece que están acertados, hay gente en este país que se maneja con este “principio”, aberración barbárica si las hay.
Desconozco si existe alguna posibilidad de subsanar este absurdo, pero estoy seguro que parte de la solución al problema que presenta el poder que tiene este extravío de la presunción de culpabilidad es hacer constar clara y permanentemente su presencia en las acusaciones que vierte la oposición.
Indudablemente la oposición tiene que tener ideología, no hace falta que lo explicite. Por lo tanto, ya que insisten en que estamos en un desastre, que esta Administración hace todo mal, que se viene la hecatombe, pueden exponer su proyecto. Pero no lo hacen. Remarcan constantemente que todo está corrupto en este Gobierno, por lo tanto, lo natural es que deberían entonces aprovechar las facilidades que da este desastre ético y económico y mostrarnos la opción salvadora, pero a esta altura pareciera que no tienen un proyecto de país.
Pero no es así. Lo tienen, pero no lo pueden mostrar. Y el proyecto que impulsan es el que se está imponiendo en Europa: el ajuste. ¿Y por que el ajuste es la salvación del “desastre kirchnerista” para el país? Hemos pasado unos cuantos años en ajuste, y no voy a explicar lo que fue eso.
Y claro que no fue salvación para nadie, como no sea para los poderes fácticos, los que ya siendo muy ricos, con el ajuste se enriquecen aún más con la feroz transferencia de recursos que es tal “salvación” Entonces, porque tanto odio, tanta injuria y descalificación, tan feroz oposición a la inclusión, oposición que manifiestan disfrazándola de crítica a la “corrupción y el desastre kirchnerista”
Me resulta incomprensible esta actitud. Peeeeero…. si me pongo a pensar en El Mal, así con mayúsculas, la cosa me empieza a cerrar. No es fácil definir al mal, pero algunas nociones tenemos en la cultura humana sobre lo que sería el mal.
Básicamente lo podemos definir como la ausencia de bondad, de amor al prójimo. Pero cuando, desde lo político, desde el manejo de la cosa pública, hablamos del mal, hay una definición que me parece muy acertada para hablar del mal, y es aquella que establece que el mal es aquello que no nos gustaría que nos pasara a nosotros mismos.
Concordamos la mayoría que una política económica debe tender a lograr bienestar y progreso para todos los habitantes del país en que se aplica. Esto es el bien. Hacer el mal, entonces, es hacer todo lo contrario.
¿Y quienes estarían ubicados en el bien y quienes en el mal en nuestro querido país y porque no en el mundo? El Gobierno Nacional soporta diariamente toda una sarta de diatribas por parte de los medios y políticos opositores por la simple razón que, según ellos, esta administración no lleva al país hacia el desarrollo, hacia el pleno empleo.
Esta afirmación me permitió suponer que tenemos un consenso muy importante con la oposición: El desarrollo, el pleno empleo es bueno, es el bien. Ahora, la oposición, a la hora de aplicar políticas que lleven al progreso, al pleno empleo, ¿cuáles son las que apoya? ¿El aumento del consumo? No, porque provoca inflación: “hay que enfriar la economía”, dicen.
Traduzcamos: enfriar la economía es menos empleo, menos crecimiento, más gente en la miseria. ¿Hace falta aclarar mediante que trasto se enfría la economía? ¿Pero no es que la derecha es progresista? ¿Nos explica el diestro costado de la política como tenemos que hacer para comprender que el ajuste es progreso?
Porque en Europa están aplicando criminales ajustes, y los presentan como el camino para llegar a la solución. Quedarse sin trabajo, mejor dicho, dejar sin trabajo a millones, es entonces, según la visión de la derecha, el bien. Es al menos un poco curiosa esta concepción del bien que tiene el conservadorismo.
Pero como la persistencia de los guardianes del progreso en sostener que el ajuste es lo mejor, me pregunto: ¿se incluyen en las políticas de ajuste? No. ¿Y por qué? Si es lo “mejor” ¿por qué no entregan la mitad de sus fortunas para el ajuste? No lo hacen porque son El Mal.
Hace pocos días, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que es opositor y de derechas (partidario del ajuste permanente) vetó una ley que daba protección a las cooperativas, formadas con empresas quebradas, hasta el año 2017.
¿Con este veto salvó al mundo? ¿Salvó al país de la bancarrota? ¿Cuáles son los valores éticos en los que se basó para aplicar el veto? ¿Los ha hecho público? ¿Qué tiene de ético desamparar a un grupo de cooperativistas? ¿Acaso las grandes empresas no necesitan protección o ayuda crediticia y muy recientemente, varias gigantescas empresas debieron recibir salvatajes? ¿Por qué entonces no proteger a una cooperativa?
Desde hace varios años el mundo viven en crisis, y deberán convenir las derechas que el manejo de ese mundo no está en manos de la masa obrera mundial, si no que está en manos, como todos saben, de los bancos y demás grandes empresas, de los más ricos. Sin embargo, a pesar de ser los antedichos los “únicos capacitados” para manejar la economía del planeta, las crisis se producen. Y por supuesto hay que solucionarlas, esto es, pagarlas. ¿Y quienes la tienen que pagar? ¿Los potentados? No, los asalariados, la clase media. Esto, es el mal en estado puro.
Es innegable que el mal depende de quién lo interprete, que es subjetivo, y puede haber grandes diferencias de una cultura a otra. Pero convengamos que ocasionar sufrimiento a un ser humano no pareciera ser el bien. La miseria es una causa de sufrimiento bastante extendida y además innegable como tal, ¿cómo se puede afirmar que provocarla es un acto de amor, hacer el bien? Se puede llegar a esa afirmación si se es partidario del mal, si se cultiva la maldad, esto es, producir hechos que generan dolor, tanto físico como espiritual.
Y actitudes que prueban claramente quienes son los que provocan el mal en este mundo es lo que sobran. Por ejemplo, quién no ha escuchado decir a los empresarios “que el sueldo es inflacionario” Esta afirmación no resiste el menor análisis. Sin embargo es una “verdad” defendida a capa y espada por los poderes fácticos del mundo entero. La defienden porque son el mal. ¿Por qué lo digo? Si fuera verdad lo que dicen, ¿por qué no lo someten a una discusión y auditoría pública? Y defienden esta “verdad” como defienden desde hace siglos otra gran “verdad”: “los pobres son pobres por que quieren”
Pero cuando acusan a Cristina de no hacer nada por los pobres, ahí nos dejan en claro que los pobres existen por culpa de este Gobierno, que hay un sistema que los provoca, sistema con el cuál no tienen nada que ver. Esto es simple maldad. Son el mal y disfrutan haciéndolo.
Y llevan en nuestro país más de 100 años disfrutando de la riqueza que obtuvieron con el robo y aniquilación provocado durante la campaña al “desierto” comandada por el genocida J. A. Roca padre. Pero como se llenan la boca hablando de los pobres aborígenes. ¿No es prueba de la más profunda maldad “defender” a los aborígenes siendo ellos los beneficiarios del robo de millones de hectáreas a los pueblos originarios? Porque la Sociedad Rural Argentina, los medios y políticos opositores actuales, son los continuadores de aquellos beneficiados, ya sea por posesión y disfrute de esas riquezas robadas, como por ideología.
Reconozco que encontrar un marco de referencia universal para declarar de manera tajante lo que es el bien y lo que es el mal es probable que nunca se alcance. Quizás puedan encontrarse líneas de coincidencias entre unas culturas y otras, pero el carácter intransferible que en algunas sociedades tiene el individuo hacen imposible una conceptualización definitiva y de carácter universal de las nociones del bien y del mal.
Peeeeero…
En el período que va de los años 1880 al 1916 se impuso, en lo económico, la inserción de nuestro país en la División Internacional del Trabajo, lo que nos llevó a ser productores y exportadores de materias primas y alimentos e importadores de la mayor parte de los productos elaborados, productos con valor agregado, que se consumían en el mercado interno; y en lo político, la conformación de un estado moderno a partir de instituciones a imitación de la Europa de fin de siglo con el propósito de ofrecer todo tipo de garantías a los capitales extranjeros que invertían (saqueaban) en nuestro país.
Esta serie de medidas produjo dos hechos muy importantes: Nos impidió la industrialización y nos convirtió en colonia del imperio británico. Es harto conocido que quienes aplicaron este modelo, lo defendieron como lo mejor para el país. Si es lo mejor para un país, ¿cómo es que no lo eligieron para sí Inglaterra y Estados Unidos, por ejemplo? Estas dos potencias, ¿se convirtieron en imperios siendo exportadores de materias primas?
Está claro que quienes construyeron este país bajo la opción de la entrega y el subdesarrollo, la defienden, pero resulta que durante la aplicación de estas políticas el 80% de la población quedó en estado paupérrimo, mientras que esta “minoría iluminada” se enriqueció a niveles superlativos.
Para ellos fue hacer el bien, pero al autoexcluirse de las consecuencias negativas de sus manejos deja en evidencia una clara inclinación al mal en su más puro y siniestro estado. Convertir a un país en subdesarrollado y en una colonia, de ninguna manera puede ser asignado al bien.
Y lo más triste y peligroso es que hoy día esos ejecutores del mal fundadores y sostenedores del país, que con Cristina a la cabeza, muchos queremos dejar atrás, tienen continuidad. Y no hace falta hacer nombres.

Anuncios

4 comentarios

  1. Haciendo honor a tu invitación es que vengo leyendo lo publicado en este blog y me atrevo a comentar este artículo. La primera impresión que tengo es que tienes una visión muy acotada de la oposición al Gobierno actual. No solo la derecha es oposición, hay políticos, economistas, militantes y simpatizantes de otras fuerzas políticas de izquierda o simplemente independientes que se oponen a algunas de las políticas del Gobierno. Además, también al igual que el resto de los simpatizantes del Kirchnerismo, tienes una visión acotada de la realidad socio-politica de nuestro país. Comparto con vos que muchas de las politicas llevadas a cabo por Néstor y luego Cristina y sus colaboradores son muy buenas para el crecimiento del país, es innegable que estamos mejor que en otras épocas de nuestra historia política. Pero hay muchos errores marcados por la oposición que deberían ser tenidos en cuenta. Para gobernar nuestra propia vida y para gobernar un país, provincia o estado municipal es necesario la humildad de espiritu que nos permita reconocer errores y aceptar críticas constructivas. La ayuda que necesitan los pobres no se cubre con subsidios, planes como los de jefas y jefes que se eternizan o con Asignaciones económicas por hijo pagadas por el Estado. Los pobres necesitan trabajo registrado y bien remunerado para progresar en la vida. Los pobres necesitan educación integral con contenido, que les enseñen que el trabajo estable los hace más dignos y les trae progreso personal y familiar. Además no se debe marginar a la clase media baja (trabajadores registrados dependientes o monotributistas) que sin subsidios en los servicios, sin Asignaciones Universales, sin planes trabajar tienen que afrontar gastos que los terminan ahogando económicamente por sus ingresos netos bajos. Hoy en día conviene más trabajar “en negro” para acceder ademas a planes trabajar, subsidios en los servicios y Asignaciones Universales; que trabajar “en blanco” pagando impuestos, aportes y contribuciones jubilatorios que restan ingresos y no permiiten acceder a la mal denominada “ayuda” del Estado. La asistencia social debe hacerse con un sentido provisorio, pensando en que sea un paliativo hasta que el beneficiario pueda manternerse a él y su familia con trabajo digno. De esta manera se promueve el trabajo estable. Esto no se esta haciendo desde el Gobierno hoy. La asistencia social sigue existiendo en los hechos de manera permanente sin condiciones que lleven al beneficiario a buscar trabajo estable y registrado. Basta con preguntarle a alguien que trabaja “en negro” y se beneficia de la asistencia social si le interesa que se lo registre, para darse cuenta de esto. No toda la oposición política es mala. Es lamentable que el Kirchnerismo no dé debate, son muy pocos los que se han dado por ejemplo en 678 (TV Pública), no concurren a otros programas de otros canales porque son del monopolio opositor (Grupo Clarín), extraño la epoca en que se debatía de manera constructiva. Y algunos Kirchneristas tiene una idea equivocada de lo que es “democracia”, pues no permiten la participación en el gobierno de otros que no sean oficialistas, por ejemplo ver http://youtu.be/9SOqG6902sg sobre la negativa del presidente de Cámara de Diputados de Entre Ríos a que algunas comisiones esten presididas por la minoría no oficialista.

    1. Estimado Ricardo Yrigoyen: Muchas gracias por responder. Antes que nada, te pido mil disculpas, ya que al abrir mi casilla de correo me encontré con la novedad de que debo autorizar la inclusión de comentarios, esto es, moderar, algo que está muy lejos de mí, ya que considero a la “moderación” una forma de censura. Nuevamente mil disculpas, soy nuevo en esto de bloguear, pero por supuesto que veré de desactivar la opción de que el mensaje debe ser “moderado” para ser publicado, considero que los comentarios deben ser públicos inmediatamente. Es cierto, no solo la derecha es oposición, pero si es la derecha la ejecutora de las acciones que describo. Creo que mi visión no es acotada, sino que mi intención es mostrar los problemas que a mi juicio son los más graves y que requieren atención de manera prioritaria. Por Ejemplo: ¿porque somos un país subdesarrollado y no una potencia mundial? Y esto no sucedió por generación espontánea.
      Tiene causas. Y causantes. Pero de ninguna manera está en mi asegurar que la realidad empieza y termina donde a mi me parezca. Tenés toda la razón cuando decís que a las personas se les debe dar un trabajo registrado y digno, para que puedan llevar adelante su proyecto de vida. Pero te olvidas de las razones por las cuales existen los planes sociales: La destrucción del empleo a través de los sucesivos ajustes que llevaron al país a perder miles de fábricas con millones de desempleados. Y solucionar eso no se soluciona en un par de gobiernos. Por eso la ayuda social debe mantenerse por que los problemas derivados de vivir tantos años en ajuste siguen vigentes para una parte muy importante de la sociedad. Se puede destruir una economía en pocos días, pero reconstruirla lleva años. Los chinos, por caso, todos sabemos donde están, pero llevan 30 años creciendo, y aun tienen 150 millones de pobres extremos, según el estándar de la ONU. Esto, quiere decir, pobres de toda pobreza. Agrégale los más de 300 millones que están apenas por sobre el umbral de pobreza extrema. En estos links podes leer una apreciación: http://elecodelospasos.over-blog.com/article-el-umbral-de-la-pobreza-en-china-demasiado-bajo-68665213.html
      http://prodavinci.com/2011/12/27/actualidad/desmitificando-la-economia-china-por-justin-yifu-lin/
      Es cierto que sacaron a 600 millones de la pobreza, pero les llevó 30 años. Y este Gobierno ha conseguido recuperar 5.500.000 puestos de trabajo en 8. Y sigue haciéndolo, persiguiendo el trabajo esclavo, como se ha visto en los medios, incluso opositores. Y con el crecimiento del PBI, prueba irrefutable de la creación de empleo. Quienes llevaron las ventas de autos usados a niveles record, ¿sino los trabajadores dependientes y monotributistas? Y claro que falta, pero hay una cosa que deberías aceptar, no todo lo malo es culpa del Gobierno. Hay un 35% de trabajo en negro, y eso es también responsabilidad de los empresarios, que sostienen que “no pueden pagar las cargas sociales”, y mantienen en la informalidad a millones de personas. Como si las cargas sociales y demás impuestos no estuvieran incluidos en el precio al que venden lo que fabrican. En esto hay un problema bastante grave de avaricia y deshonestidad y no está ocasionado por el gobierno. ¿Que los sueldos tienen que mejorar? Por supuesto que sí. Pero es honesto recordar que los sueldos en el 2003 estaban en 340 dólares y hoy rondan los 1000 dls. Y sostengo que aquel que prefiere seguir en negro es solo él responsable de su actitud, no creo que se pueda culpar al gobierno de lo que hace un avivado. También sostengo que en esta afirmación tuya hay mucho de prejuicio. Tampoco hay nadie en el kirchnerismo que sostenga que ya está todo hecho, ni siquiera Cristina la ha dicho, si no que más bien todo lo contrario, recordá los discursos de campaña. En cuanto al tema del debate, me permito recordarte que 678 ha pasado hasta el cansancio los videos en donde se ve que invita a políticos opositores y estos se niegan rotundamente a concurrir. Y yo he visto a funcionarios de Cristina en los programas de Majul, Leuco, Bonelli y Maxi Montenegro, por ejemplo. En cuanto a la presidencia de comisiones, hay algunas que sí o sí deben quedar en manos del oficialismo, como la de presupuesto, por ejemplo. Nuevamente te pido disculpas por la “moderación” Y por supuesto que podes hacer extensiva mi invitación a tu círculo de amigos. Un abrazo.

      1. Ricardo Irigoyen

        Tatincito, perdón por la demora en responder, pero estoy de vacaciones y no le dedico mucho tiempo a la computadora. Decís que la derecha es la culpable de los males que describís y no tenés en cuenta que el subdesarrollo de nuestro país se viene construyendo a lo largo de la historia por las acciones y las omisiones no solo de políticos de derecha sino también de supuestos políticos de centro izquierda e izquierda, que para arribar al poder se asocian a otros políticos con los que no comulgan. Es cierto que los problemas sociales y económicos de un país no se solucionan de la noche a la mañana, pero en dos gobiernos consecutivos se puede hacer mucho más por el cambio requerido en lo referente a la registración del trabajo y el retiro progresivo de la asistencia social. No es mucho lo que se requiere, en el caso del trabajo en negro el trabajo ya existe no hay que crearlo solo hay que registrarlo para que el empresario deje de evadir y para que el avivado deje de percibir ayuda social del gobierno cuando no le corresponde. Con respecto a la culpa de los males de este país, es cierto que no todo es culpa del gobierno actual, como dije es algo que tiene historia pero el gobierno actual y sus integrantes y simpatizantes no son extraterrestres que aterrizaron en el 2003, forman parte de la historia política de nuestro país y algo tiene que ver con algunos errores (no todos porsupuesto) cometidos en la política de nuestro país. Ya te he expresado que reconozco que hay muchas cosas que estan bien hechas o bien encaminadas en este gobierno pero eso no habilita a pensar que esta mal criticar al gobierno o acusar a sus miembros de algunos errores. La realidad política actual de nuestro país es algo más compleja que “simpatizantes K” versus “adeptos, periodistas y escritores del Grupo Clarín-Nación”. Hay opositores que no simpatizan con las opiniones de “Clarín” pero aún así marcan los errores del gobierno. Eso no esta mal, es ejercer la democracia. El federalismo del que hablas para hacer responsable de algunos errores a gobiernos locales, no es tal en la realidad que dista bastante de lo que dicen las Constituciones. En la realidad muchos gobernadores son Kirchneristas (lo que no esta mal) y por eso se hace responsable a los kirchneristas de los errores de esos gobernadores. Además existe una realidad que se opone al federalismo, los locales cuentan con pocos recursos económicos genuinos y propios, la coparticipación se inventó para corregir esa realidad pero no solucionó mucho porque los locales tiene que seguir pidiendo al Gobierno Nacional. Pensa que los impuestos más importantes estan en manos de la Nación (Ganancias por ejemplo) y son impuestos que, de acuerdo con la CN deberían estar en manos de las Provincias pero los distintos gobiernos incluso los “K” mantienen esos impuestos en manos de la Nación por decretos de “falsa” necesidad y urgencia. Con respecto a mi critica por el tema de las Comisiones Parlamentarias de la Cámara de Diputados de Entre Ríos, fijate que en el caso se trata de que ninguna comisión resultó presidida por alguien de la oposición. Tenés razón cuando decís que algunas comisiones, por su importancia y vinculación directa con la conducción del Estado, deben estar en manos oficialistas pero en Entre Ríos todas las comisiones estan presididas por oficialistas limitando así mucho la participación de las minorías.

  2. Ricardo: nuevamente gracias por responder. Y no te disculpes, tan equivocado no estás en ponerte a disfrutar de tus vacaciones.
    Pero vamos al grano: Me parece que te equivocas algo cuando afirmás lo de “también de supuestos políticos de centro izquierda e izquierda”.
    El poder real siempre lo tuvo la derecha en Argentina.
    Es posible reconocer que durante los Gobiernos de Hipólito Yrigoyen tuvimos a una vertiente de centro izquierda en el poder, pero no nos olvidemos de la preponderancia de la Sociedad Rural, que en esas épocas, con su tribuna de doctrina, eran los más “granado” del país.
    Pero por sobre todas las cosas, debemos remarcar a la Semana Trágica y la Patagonia Trágica, dos masacres llevadas a cabo durante su primer Gobierno, 2200 obreros asesinados para defender los intereses de la derecha.
    Creo, además, que deberías aceptar que tu afirmación “en dos gobiernos consecutivos se puede hacer mucho más por el cambio” adolece de la percepción de que existen, por ejemplo, 500 empresas con un extraordinario poder fáctico, real, enfrascados en una innegable y virulenta oposición a este Gobierno, lo que, creeme Ricardo, dificulta un poco la cosa.
    Por caso, te expongo la situación en el diario Clarín, que hace diez años que no permite comisión interna ni delegados en sus plantas, desobedeciendo todas las sentencias judiciales que así lo mandan además.
    Tampoco olvidemos el caso de la 125, porque considero que es la prueba irrefutable de la existencia de esos poderes, que me parece están excedidos en su derecho a ser opositores, ya que ejercen una oposición basada en el prejuicio, la descalificación y un permanente acusar de lo peor a Cristina. (Remember: botóxica, medicada, corrupta, etc)
    En cuanto al tema de los errores, yo me permito hacer una diferenciación entre los políticos y la ciudadanía, creo que el nivel de responsabilidad que tienen ambos es distinto, no digo que es inexistente la responsabilidad en la gente, en nosotros, pero yo no acepto hacerme responsable de las políticas neoliberales o los golpes de estado, porque nunca las apoyé, no las apoyo ni las apoyaré, como creo que tampoco las apoya la gran mayoría de la población.
    De ninguna manera está mal criticar, marcar errores, denunciar, pero creo que en los últimos años, solo se han dedicado en la oposición al “acusacionismo”, a la denuncia sin fundamento, denuncias que sostengo se basan en la presunción de culpabilidad, verdadera barbarie si las hay.
    Y nada de propuestas, algo que ya de por si, según mi criterio invalidan un tanto las críticas. Recordemos, por favor, la acusación de “confrontativo” hecha a este Gobierno tantas veces. Una verdadera barbaridad. Cual es, si no la confrontación uno de los principales pilares, el porqué, de la democracia, ¿si no para que tenemos el Estado de Derecho?
    Responder a una crítica o a una acusación o defender sus convicciones o medidas tomadas, responde a esa lógica, no a que el kirchnerismo rechace el derecho a “criticar o acusar al gobierno”
    No concuerdo para nada con lo que decís respecto al federalismo, este es real.
    Existe un Gobernador, ministros, secretarios y sub, y demás cuadros directivos hasta llegar al que aprieta el gatillo en una manifestación, no voy a dar nombres de los casos, ya los conocemos.
    A esta forma de hacer oposición yo la llamo, el Per Saltum, porque pareciera que entre el hecho y Cristina no hay nada, solo un espacio vacío, un espacio que les autoriza pasar del crimen a la culpa de la Presidenta de un salto.
    Salto que se basa en la otra barbaridad que te mencioné más arriba: la presunción de culpabilidad.
    Rechazo esta lógica por antidemocrática y carente de juridicidad.
    Es muy cierto lo que afirmás sobre los impuestos, pero te pido que me permitas una digresión: Es muy difícil gobernar, existen demasiados intereses encontrados, por caso, te recalco nuevamente a los poderes fácticos, esto es, los medios, los poderes financieros mundiales y nacionales, los empresarios, la SRA, todos con poder real sobre la economía.
    Ese poder real no es muy contemplativo cuando se lo toca, y a la hora de solucionar los problemas a los cuales haces referencia tan claramente, hay que enfrentarlos.
    Y es también cierto que el PE tiene el poder político, pero este no alcanza para hacer las transformaciones que todavía faltan. Hablemos, por ejemplo, ¿a cuánto, según vos, debe alcanzar, en porcentual de la renta nacional, el sueldo del obrero?
    En este momento, no llega al 30%. ¿Y que respondieron los empresarios cuando se habló de aplicar el Artículo 14 bis de la CN?
    Ricardo, de alguna manera debemos equilibrar el poder corporativo, y no alcanza con tener el 54% de los votos.
    Lo que me comentás sobre Entre Ríos es lamentable, no debe ser así, de ninguna manera. ¿No hay una Ley que rige el tema?
    Pero hay algo que quiero recalcarte, y que me parece que es lo más importante, y es el hecho de que desde la oposición alguien, en este caso vos, se ponga a debatir con argumentos, sin descalificaciones ni prejuicios.
    Suelo participar en los foros de La Nación, La Prensa o Ámbito, y si haces una recorrida por los posteos podrás apreciar cuanto que hay de insultos, acusaciones, descalificaciones y un descomunal odio de clases.
    Pero, bueno, yo creo que una de nuestras asignaturas pendientes más importante es que tenemos que aprender a debatir, y me incluyo en primer lugar, por supuesto. Sostengo que carecemos de tradición “debatidora”, en su acepción controversia.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: