Cristina y el cianuro de la oposición.

Estamos en medio de un debate. Y esto a pesar de que nos acusan de ser “ultra K”, “estalinistas” “autoritarios” y que “atentamos contra la libertad de expresión”, etc, etc, etc.
El asunto es mega-minería si o mega-minería no. La oposición, tanto ambientalista como política y mediática se opone, valga la redundancia, al proyecto de extracción de oro en Famatina.
Invocan destrucción ambiental y humana por el asunto del cianuro, veneno si los hay. Nos explican que debido a la capacidad de emponzoñar del cianuro la única situación posible es la contaminación y su consiguiente mortandad. Eso en cuanto al cianuro de la oposición, porque, hete aquí, que existe también el cianuro descripto en la ciencia de la química.
Este también, oh casualidad, es extraordinariamente venenoso, pero ahí se terminan las coincidencias. Porque el cianuro que se describe en la química si bien es un elemento muy venenoso y peligrosísimo, es también, por ser algo que la naturaleza produce, degradable. Y además es recuperable después de haber sido utilizado en la extracción del oro.

Resulta y cito textualmente, que:
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Cianuro
El cianuro no es persistente ni asfixiante, ya que en la naturaleza se destruye por acción de la luz solar (por medio del ozono), descomponiéndose por oxidación en gases como COx y NOx. Creando cloratos y nitritos muy utilizados en la purificación del agua contaminada con plomo


Para la destrucción industrial del cianuro se utilizan cuatro métodos: degradación natural, oxidación química, precipitación y biodegradación. Existen tecnologías de reutilización o reciclado. El uso industrial y minero del cianuro debe ajustarse a normas estrictas, como las que aconseja el Consejo Internacional de Metales y Medio Ambiente, con sede en Ontario, Canadá
La Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE. UU. (EPA) regula los niveles permitidos de cianuro en el agua potable por medio de sales de potasio. El nivel máximo de cianuro permitido en el agua potable es 0.2 partes de cianuro por millón de partes de agua (0.2 ppm). La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de U.E. (OSHA, por sus siglas en inglés) ha establecido un límite para el cianuro de hidrógeno y la mayoría de las sales de cianuro de 10 partes de cianuro por un millón de partes de aire (10 ppm) en el aire del trabajo.
Para la destrucción industrial del cianuro se utilizan cuatro métodos: degradación natural, oxidación química, precipitación y biodegradación. Existen tecnologías de reutilización o reciclado. El uso industrial y minero del cianuro debe ajustarse a Ambiente, con sede en Ontario, Canadá
Nadie está afirmando que el cianuro es alimento, yo tampoco. Pero a las afirmaciones de la oposición le están faltando datos.
En cuanto a aplicaciones, cito, (misma fuente):
El cianuro se utiliza industrialmente desde 1889. En el sector industrial, el cianuro se utiliza para producir papel, pinturas, textiles y plásticos. Está presente en las sustancias químicas que se utilizan para revelar fotografías. Las sales de cianuro son utilizadas en la metalurgia para galvanización, limpieza de metales y la recuperación del oro del resto de material eliminado. El gas de cianuro se utiliza para exterminar plagas (ratas, ratones, lauchas, zarigüeyas etc.) e insectos en barcos, edificios y demás lugares que lo necesiten.
En este link: http://www.panoramaminero.com.ar/ICMME.pdf se puede bajar un documento mas que interesante sobre la minería de extracción de oro con cianuro. Es una versión traducida del inglés, versión que se puede encontrar en este link:

http://www.icmm.com/page/1616/the-management-of-cyanide-in-gold-extraction
Es más que obvio que el tema da para un largo debate. Pero está claro que en el debate hay algunas cosas ausente, y no es por culpa de los “ultra K”, sino que la ausencia se da por el lado del ambientalismo y la oposición: No exponen nada de esto cuando aparecen por los medios explicitando su respetable posición.
Tampoco aclaran si les han entregado libros de química a los habitantes de Famatina. Pero también agregan una ausencia más: no hay propuesta alternativa a la prohibición de la mega-minería que proponen. Es seguro que de impedirse el proyecto se caerán unos cuantos empleos, que sostengo que deben ser reemplazados por los que genere la propuesta de la oposición. Pero Nada.
Estas ausencias me permiten, creo, pensar un poco mal: estamos ante otra chicana en contra de Cristina. Seguimos en la misma: hay que darle como sea y con lo que sea al Gobierno.
Y no se trata tampoco de asegurar que no puede ser peligrosísimo el cianuro, sí se trata de dejar en claro que si se siguen al pié de la letra las estrictas normas que hay para el uso y manejo del cianuro, no hay peligro. Pero no está de más recordar que si las empresas, por el asunto de “optimizar costos” se “olvidan” de algún paso, vamos a estar en problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: