Otra vez el Sarmiento.

Tragedia en el Sarmiento nuevamente. Flores, Once y ahora Castelar. Pareciera que esa línea estuviera maldita. Y como siempre, a los pocos minutos ya habían salido los indignados a darle al Gobierno.

 Algo de razón tienen, ya que esa línea esta ahora en manos del Estado. Pero también es cierto que basta que se muera una mosca para que salgan a darle a Cristina con un enojo que en algunos casos me parece sobreactuado. Y lo digo porque nadie espera al resultado de las pericias, todo es de manera automática: la culpa es de la “la yegua” Razonamiento, cero.

 Es claro que pudo haber sido por falta de mantenimiento, pero, y la falla humana, ¿para cuándo va a comenzar a estar presente en el análisis de los biempensantes? ¿No hay nada que le indique a los motorman que hay una formación detenida en la misma vía? No tengo nada para decir si el choque es en una curva, pero fue al final de un tramo recto de al menos 1000 metros, ¿cómo es que no vieron a la formación detenida? ¿Y los frenos? Fallaron dicen. ¿Y porque no anuló la alimentación eléctrica a los motores?

 Porque chocó a velocidad plena. O sea, queda claro que lo tuvo que ver de lejos y a pesar de eso, ni siquiera paró los motores.

 Ya por supuesto el sindicalista Sobrero salió a “testimoniar” que esa formación “tenía problemas con los frenos”. Puede ser, ¿por qué no? ¿Pero con los tres sistemas? Porque los trenes del Sarmiento tienen tres sistemas de frenos y se activan en este orden: electrodinámico, neumáticos y reversa.

 El freno electrodinámico consiste  en cuando el motorman desconecta de la red los motores de la formación, pero como estos siguen girando por inercia, pasan a funcionar como generadores, de este modo la energía mecánica acumulada se va disipando en unas resistencias en forma de energía eléctrica, creando a su vez las corrientes circulantes por los devanados un par contrario al de giro, que hace que disminuya la velocidad del motor hasta valores en que los frenos de fricción (los neumáticos) puedan actuar y detener la máquina.

 Ante la eventual falla de este sistema de frenos, queda el sistema de emergencia, que si o si funciona: la reversa. Esto consiste en cambiar el sentido de circulación de la corriente en los motores tractores de cada coches, (2 por cada uno) lo que bloquea las ruedas, permitiendo que una formación que circula a 30 km. por hora frene en poco más de 10 metros.

 En el caso del accidente en Castelar parece estar comprobado que choco a 62 kph, lo que me permite aventurar que es posible que se pudo detener  en no más de 30 o 40  metros. Sin embargo, ni en la tragedia de Once  ni en esta de Castelar, fue aplicada la reversa. Y que no se me acuse de estar hablando de complots, solamente refiero hechos.

 Y otro de los hechos es que el Gobierno ha aportado elementos que demostrarían que los frenos no fueron aplicados. Ninguno de los tres sistemas. Y que no respetó cuatro señales: una  (1) de precaución y tres (3) de peligro, señales que según lo establecido por la reglamentación que rige la operación del servicio, significa que hay que detener el tren sí o sí.

 Y que no se apliquen los frenos me llama poderosamente la atención, a qué negarlo.

 Hay también un tema que se repite cíclicamente en los medios, y es que los trenes “no tienen frenos”, o “les fallan los frenos” expresiones que considero de una liviandad cuando menos sospechosa. Es harto resabido que sin frenos no se puede ni andar en bicicleta, pero nos quieren convencer que si es posible hacerlo con una mole que pesa 400 toneladas. Y que solo tienen frenos neumáticos, además.

 Suponiendo que se pudiera poner en marcha una formación sin frenos y llevarla a 60 kph, ¿cuantos metros necesitaría para detenerse totalmente? ¿Se puede elegir el lugar de detención si no se cuenta con los mecanismos para hacerlo? No, serian detenciones en lugares al azar. No se puede manejar un tren sin frenos, y tampoco se puede entender porque razón no se aplica la reversa.

 Y tampoco nos explican los Sobrero y compañía en que leyes de la física se basan para afirmar que una formación “circula sin frenos” como tampoco nos explican porque necesariamente si una formación fue  a reparaciones porque “tuvo problemas” eso significa que chocó por que tuvo “esos problemas”‘ más bien eso pareciera indicar que “esos problemas” fueron solucionados. Además, la formación que chocó tiene frenos nuevos.

 Y no es un dato menor que la Justicia está investigando una posible falla humana.

 Es innegable que los concesionarios no utilizaron los subsidios para mantener y mejorar los servicios ferroviarios, basta con ver todo lo que compraron los Cirigliano a lo ancho y largo del país, incluso fundaron una empresa de transporte en Estados Unidos, y de la puta madre. Y todo con la plata de los subsidios, por supuesto.

 Y no es menos cierto que el PE aplico 326 multas por incumplimiento de contrato a TBA, pero todas están anuladas o cautelarizadas por la Justicia, lo cual ha impedido ser mas drásticos con los piratas.

 Se podría haber recuperado los ferrocarriles tal como se hizo con Aerolíneas, pero no me quiero imaginar cómo esto hubiera sido tomado por los desguazadores del Estado con Clarín y La Nación a la cabeza. No nos olvidemos lo que dijeron cuando la recuperación de YPF.

 Estarían acusando a Cristina de sovietizar a la Argentina. Aunque ahora está de moda acusarnos de nazis. Pero, bueno, no hay duda que alguna responsabilidad política le cabe al Gobierno.

 Siempre y cuando haya sido un accidente, por supuesto.

 Pero tampoco creo que haya dudas sobre que este proyecto siempre corrige sus errores. La compra de 300 vagones 0km a China sostengo es prueba de lo que digo.

 Y que hay un avieso “olvido” de la responsabilidad penal empresaria por parte de los medios también es harto evidente. Como asimismo es evidente que detrás de una más que legítima indignación por las, vamos a llamarlas así,  tragedias ferroviarias, se esconde la no tan legítima intención de voltear a un Gobierno, a como sea, no por las tragedias, sino por todo lo bueno que tiene este proyecto político.

 Y lo que más les jode del kirchnerismo es la inclusión, los llena de odio lo que ellos llaman “los planes”, que no es otra cosa que la inversión social que dignifica a la persona y aumenta el PBI, o sea, la riqueza. Aumenta lo que hay para repartir. Y como les jode, válgame Dios.

 De ahí la insistencia de parte de los medios opositores en insistir en que la única responsable es Cristina. Porque no quieren mejorar los ferrocarriles, lo que quieren, entre otras cositas, es desaparecer el Estado.

 Por ahí viene la cosa, por eso es que se olvidan de lo que se robaron los Cirigliano, porque si nos ponemos a hablar de las responsabilidades de los empresarios en estas tragedias, ¿cuánto tardaríamos en ponernos a hablar de otra de las “tragedias” de los argentinos?, la inflación y sus  invisibles y olvidados responsables: los empresarios formadores de precios.

 Fuentes: http://www.taringa.net/posts/info/3047207/Coches-electricos-Toshiba.html

 http://www.lanacion.com.ar/1591637-mapa-lugar-y-hora-del-accidente-de-trenes-en-castelar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: