Y el kirchnerismo devaluó.

El dólar acaba de llegar a los 8 pesos. Según algunos economistas nacionales y populares la divisa estaba atrasada, lo mismo que decían todos los opositores. También es cierto que hace ya unos años que la oposición, principalmente “el campo”…antinacional venían reclamando tener competitividad, ergo, devaluación.

Y bueno, se produjo. No soy economista, pero me notifico, gracias a la internet, lo que me permite poder formarme un panorama que lo más indudable es que no sea la verdad revelada, pero seguro que es algo aproximado a lo que está pasando.

Por ejemplo, han dicho hasta el hartazgo (y lo siguen y seguirán diciendo) que la inflación es culpa del Gobierno, culpa que se grafica a través de una “descontrolada emisión” que lleva inevitablemente a un aumento de precios. Está muy claro que nadie nos explica como es el mecanismo por el cual la emisión provoca inflación.

Ya hace muchos años que se quito el patrón oro para el dinero, convirtiéndose a este en una cuestión fiduciaria, o sea una cuestión de fe: vale porque alguien dice que vale y nosotros le creemos. Y el respaldo a esa fe proviene de las riquezas que el país produce: su PBI.

Por lo tanto, si todos los años agregamos un nuevo PBI, es de sentido común que la masa monetaria se puede aumentar: se puede emitir. De paso nos podrían explicar ya que reniegan rabiosamente de la emisión, si se puede NO emitir. Me gustaría escuchar como lo explican.

El resultado de esa verdad revelada, es, según los inflacionólogos, que los precios aumentan provocando la pérdida del valor del peso, necesitándose la devaluación.

Sostengo precisamente todo lo contrario. Me parece que es una falacia muy siniestra y aviesa afirmar que el único actor en la realidad de un país es el Gobierno, sea este del signo que sea. Hay otros actores, y para nada secundarios, si no que diría que son los principales actores, los que tienen el poder real: “los mercados”

Y son, según mi modesto parecer, los verdaderos responsables de la inflación. Y de la consiguiente presión devaluacionista que esta vez logró su cometido. Al Gobierno no le quedo más remedio que reconocer esa realidad y devaluar. Y pagar el precio. Que no creo que sea irremontable.

Ahora, estos santos inocentes, “los mercados”, (que solo son mencionados por los medios y políticos que acusan al Gobierno de tener la culpa de todos los males cuando sus hasta ahora desconocidos integrantes, “están nerviosos”) ¿qué papel desempeñan en el tema del aumento de precios? El principal.

Los mercados, esto es, el conglomerado empresarial oligopólico en alimentos, limpieza y perfumería nos aumentan los precios, ocultos detrás de la fachada “de la emisión descontrolada”, provocando la inflación y demás. Estos buenos señores son militantes políticos, y muy activos, no se los ve por los comités ni las UBs por supuesto, pero militan. ¡¡¡Y cómo!!!

Tienen un arma, y es usada contra todo Gobierno que no se les arrodille. Es seguro que alguno que lea esto dirá que soy un “ultra K”, o “bloguero pago” o cualquier insulto por el estilo y que defiendo lo indefendible pero si esto no es como estoy diciendo, ¿porque “los santos inocentes de los mercados” no hacen público como se forma el precio de cada cosa que fabrican y que NOSOTROS pagamos?

Esos aumentos de precios, como todos lo sabemos, atacan el bolsillo de los asalariados y también la credibilidad del Gobierno que apoyamos tantos,  pero a esos aumentos no los decide Cristina, lo sabemos, pero es algo que el kirchnerismo no ha sabido comunicar adecuadamente.

Tampoco el PE ha comunicado eficientemente, y tal vez nosotros, los militantes tampoco lo hemos sabido hacer, que esa gente que tanto ha pedido la devaluación y ahora critica, es una irremediable enemiga mortal de todo lo que sea nación progresista, inclusiva, industrializada y beneficiosa para todos, no solo de “los mercados”. Y que se van a llevar puesto no solo a los que votamos al FPV si llegan a la Casa Rosada otra vez.

A ese odio inconmensurable también lo explayan a través de los medios hegemónicos y las redes con todo tipo de insultos y acusaciones permanentes de corrupción sin el menor sustento fáctico, como pasa con la “fortuna de Cristina” algo que está de manera clara en sus declaraciones juradas, a la vista de todos, pero utilizan esa declaraciones, precisamente para justificar el vomitar sus diatribas.

Pero por desgracia no es solo eso, si no que no se privan de usar su mejor y más poderosa arma, y que es que son los que dicen lo que vale cada cosa que compramos en este país. Y mientras esos cañones no sean silenciados, no tendremos paz, y ni hablar lo que nos pasará si “los mercados” consiguen imponer un gobierno “amigable” en el 2015.

Es necesario pegarle una patadita al tablero. Volver a tocar donde duele. Y donde más les va a doler es en que les surja competencia en la distribución y venta de productos alimenticios, perfumería y limpieza. Una cadena nacional de supermercados con participación mayoritaria del Estado a la que se agregaría el trabajador de manera directa, personal, no a través de ningún sindicato.

Pero no sería suficiente, ya que uno de los problemas que afecta gravemente a nuestro modelo nacional y popular es la falta de divisas a causa del poder de lockout de las patronales agrarias, (el famoso y mal nombrado “campo”) que en este caso están restringiendo la liquidación de los dólares proveniente de sus exportaciones y provocando…bueno, lo que todos sabemos.

Habría que agregar poner en funcionamiento nuevamente  la Junta Nacional de Granos y la de carnes también, así el comercio exterior queda en manos del Estado, o sea, de todos, y no como ahora, en manos de una elite profundamente enemiga de todo lo nacional y popular.

Pero como siempre está el peligro de que tengamos que sufrir un nuevo grupo ajjjj seria también necesario que estos mecanismo que algunos venimos pidiendo últimamente, sean constitucionales: Reforma e introducirlos como articulado de la CN.

Me parece, al igual que muchos, que lo que están buscando no es la simple caída del Gobierno kirchnerista, sino que lo que buscan es la caída, si, pero más desastrosa que la de De la Rúa aun.

Y eso los ha puesto muy peligrosos. Pongamos como llamativa prueba de esa peligrosidad la operación totalmente al descubierto del bondadoso presidente de la Shell, que le dono 4 millones de pesos al HSBC comprándoles dólares, a los que tiene absoluto derecho, a $ 8,60 cuando la cotización OFICIAL era de…$ 7,30…y los podía comprar sin ningún problema a ese precio. Un verdadero santo este muchacho.

Algo exhibicionista, es cierto, ya que exigió para hacer efectiva la “donación” que el precio que el pagaba figurara en las pantallas de la red interbancaria. Está claro que el volumen no iba a lograr nada, pero si la difusión del precio pagado.

Era obvio ya que el precio del dólar era un error  insostenible, pero es también obvio que “los santos mercados” operaron para que esa adecuación llegara al menos a $ 13,00, precio al que se estaba vendiendo el “blue”.

Fue un error no haber actuado cuando “el campo” logra voltear la 125, hace casi 6 años, ya podríamos tener una cadena con al menos 5000 puntos de ventas y un efectivo control de precios, entre otras cosas, por el gigantesco poder de compra derivado de una cadena de tal magnitud.

También está el FPV en deuda con una reforma tributaria, que nos permita pasar a un sistema impositivo progresivo, como mejorar un poco más la Ley de Entidades Financieras. O el tema de los piratas de Edenor y Edesur.

El 54% me parece que nos desmovilizó. Y eso es muy peligroso. Veremos qué pasa.

Si nos la ganan, la pagaremos con sangre a la derrota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: