Leuco y “el odio kirchnerista”

El “periodista” Alfredo Leuco, hace un tiempito, acusó al kirchnerismo de ser el creador-introductor del odio en nuestro país. En esta afirmación de Leuco, está implícito el reconocimiento de que nos odian de sobremanera. No es poco ese tácito reconocimiento.

Peeeeeeeeeroooo… la culpa es de Cristina. Y de Néstor. También lo incluyó, a pesar de que se han cansado de afirmar que todo iba bien durante el Gobierno de Néstor. Pero nada es perfecto,  el también “llenó de odio al país”.

Y lo más lamentable es que hay muchísima gente que está plenamente convencida de que el odio descomunal que sienten hacia “la yegua” y los que la apoyamos es culpa del kirchnerismo. No reconocer que lo que sentimos es responsabilidad de cada uno, es, cuando menos, una aguda falta de honestidad.

El odio es todito de ellos. Generado en cuerpos y almas plenas de racismo. Personas educadas, por sus padres y/o colegios, en un contundente odio de clases. Y el odio de clases es bastante anterior al kirchnerismo. Incluso muy anterior al primer peronismo.

La afirmación de Leuco es una gigantesca falacia. Pero a la vez es una afirmación muy simple, que cala hondo en muchas personas. Y esas simples afirmaciones suelen ser muy difíciles de contrarrestar. Tampoco debemos perder de vista que los “periodistas” como Leuco son verdaderos profesionales en el arte de mentir. Además de tener una aquilatada experiencia, por supuesto.

Es fácil advertir que dicen cualquier mentira, como esta que me ocupa hoy, y no se ponen colorados. Saben perfectamente que una gran mentira puede ser construida con apenas una frase que puede llegar a ocupar, con toda la furia, un par de renglones. Y ese privilegio que tienen los mentirosos, los mentirosos que nos atacan lo usan permanentemente.

Ejemplo: “El kirchnerismo introdujo el odio en Argentina” Menos de medio renglón lleva vomitar esta mentira. No es así con el hecho de contrarestarla. A pesar de que tenemos un par de miles de años de historia, como mínimo, que demuestran lo contrario.

En plena lucha sin cuartel por eliminar “la grieta, el “periodista” Leuco le manda una carta solicitándole al Papa que no reciba a Cristina, pero la culpa de esa carta es del Kirchnerismo. Amén de que es una carta plena de amor, por supuesto. ¿En donde se habrá metido Leuco su republicanismo? Porque a mi me parece que desde una óptica democrática no cabe pedir que un Jefe de Estado no reciba a otro Jefe de Estado por la simple razón de que soy opositor a uno de ellos.

Que no esté de acuerdo con que Francisco la reciba por quinta vez, me parece que es su derecho, pero creerse que por ser opositor tiene el derecho de oponerse a un protocolo que se respeta a rajatabla en todo el mundo, me parece que entra en el terreno de la más supina estupidez. El simple y descomunal odio, en verdad.

Pero de todos modos, el Papa le respondió. Y de esta manera:

“Estimado Sr. Leuco: Recibí su carta del pasado 9 (Carta abierta al Papa Francisco) y le agradezco de corazón que la haya escrito.

El tono sereno manifiesta la voluntad de comunicarse frontalmente y las disidencias se dicen con paz, fluidamente. No hay allí una sola agresión o alguna expresión altisonante. Y esta actitud edifica, une, es constructiva. Gracias, muchas gracias!

En tres renglones, con la clásica “dulzura” de la jerarquía católica, Francisco le dice claramente que no está para nada de acuerdo con su posición, y que no va a darle el gusto de no recibir a Cristina.

Me permito una confidencia. Al concluir la lectura de su carta me vino a la mente una de las Bienaventuranzas: “Felices los mansos, porque recibirán la tierra en herencia” (Mt 5, 4). La mansedumbre, esa actitud tan ligada a la paciencia, a la escucha, a la ponderación y que -a veces- en el imaginario colectivo se la confunde con pusilanimidad. Pero no es así: en realidad es la virtud de los fuertes.

En el párrafo siguiente el Papa le recuerda una de las Bienaventuranzas, la de los mansos. Con lo que me parece que le está diciendo que si está tan seguro de tener toda la razón, que espere, que sin duda el triunfo en Octubre será de ellos. Y si no es así, que siga mansamente por la vida, ya que si bien la carta al Papa no contiene agresión hacia su persona, si la tiene, y mucha, hacia la persona de Cristina. El pedido rebalsa de odio

Nuevamente, gracias. Y, por favor, le pido que no se olvide de rezar por mí. Que Dios lo bendiga.

Fraternalmente,
Francisco”.

Las negritas me pertenecen.

Fuente: http://www.politicargentina.com/notas/201504/5281-el-papa-francisco-le-respondio-a-leuco-y-le-agradecio-por-su-carta.html

Este “periodista independiente” disfraza su pedido lleno de odio en la “verdad revelada” de  que recibir a “Cristina por quinta vez” es “un error” que indudablemente entraña un peligro descomunal para el país todo. Delirio fenomenal y no hay posibilidad de que a ese delirio nos lo puedan presentar como amor.

Simplemente odio. De cuya génesis y emisión son responsables esos odiadores. La historia del mundo está repleta de pruebas de que el odio que sienten las clases dominantes hacia los pobres no es creación del kirchnerismo. Y se pueden fijar en la Biblia si no me creen

El odio de clase, del cual Leuco es una de sus abanderados y difusores cuenta con paradigmas como la época anterior a la Revolución Francesa. La poderosa aristocracia que tenía sumida en la miseria y la explotación a toda la población, fue barrida del mapa, y no precisamente porque amara al “populacho”.

Odio que en Argentina tuviera sus conspicuos continuadores, como la Sociedad Rural Argentina, patrocinadora de toda represión y masacre que hubo por estos lares. Podemos recordar las de la Semana Trágica y la Patagonia Rebelde, que entre ambas suman unos 2300 obreros masacrados, por el pecado de… reclamar la jornada laboral de 8 horas.

Y no son las únicas manifestaciones de “perfección y el amor” que han llevado a cabo los ahora mandantes del “periodista” Alfredo Leuco.

Bombardeo a Plaza de Mayo, golpe del 55, robo del cuerpo de nuestra líder espiritual,Evita, proscripción del peronismo, amorosa actitud que pervivió por espacio de 18 años. Y siguientes golpes de estado, como los 26 pronunciamientos y 6 intentos de golpe de estado que tuvo que sufrir el Gobierno de Arturo Frondizi.

Frondizi, debemos recordar, subió con los votos del peronismo, tal lo acordado por el desarrollista con el General Perón, acuerdo que luego el narigón se olvidó de cumplir. A pesar de lo cual, los grandes amadores del pueblo argentino, igual voltearon.

Lo mismo hicieron con el  Gobierno Radical encabezado por Arturo Íllia, que había ganado el sillón de Rivadavia sin los votos del peronismo, con un 25% del total de los sufragios. O sea, sin duda para todos los amadores, era un Gobierno perfecto ya que no tenía ningún voto de “negro cabecita”. Nos aman por igual a todos, los patrones de Leuco.

Como es fácil advertir, el génesis del odio hacia el kirchnerismo no está en Néstor y Cristina. Si tenemos ganas, podemos seguir hurgando en la historia, tanto antigua como la más reciente, y podremos ver como surgen ejemplos a montones de un odio del que el kirchnerismo solo es el receptor.

No puedo evitar recordar una de las “verdades” mas paradigmáticas del antiperonismo, que no fue precisamente generada en el amor: “los negros se hacen el asado con el parquet de las casas que les regaló el tirano”

Levantar el parquet para usarlo para hacer un asado es una muy eficiente forma de suicidio, ya que esa madera está impregnada de productos químicos que al encenderse generan un gas con cianuro, veneno si los hay, impregnando la carne y matando al que la coma.

Al antiperonismo, como podemos ver, siempre lo motivó el amor.

Anuncios

2 comentarios

  1. Muy atinado tu posteo y con cierta valiosa reseña histórica, especialmente para los desmemoriados, para los que no lo sabían o aún sabiéndolo pretenden invisibilizarlo.
    Esta gente del lado mañeto de la vida, como dice el hiper-recontra-odiado VHM, ha transgredido todos los límites marcados por algún sentido ético, moral, social o de simple convivencia. Lo que los ha terminado de sacar de quicio por completo es que los nuevos tiempos los han obligado a mostrarse tal cual son, a exhibir su verdadera naturaleza. Ya no les resulta sencillo ocultar sus reales propósitos, sus cómplices y sus intereses. Como jamás fueron amigos de la verdad, nada les cuesta fabular con lo que sea, siempre que puedan operar contra un gobierno popular. Mentiras, disimulos, ocultamientos, denuncias absurdas, muertes, atentados, todo viene bien. Especialmente si un sector del poder judicial que nos averguenza, está de su lado vaya uno a saber si algún día nos enteraremos por qué.
    El cachivache ese que “te da su palabra” como si sirviera para algo, además de su diaria gota de furia e impotencia mal disimuladas, no tuvo empacho en redactar una carta abierta genuflexa de toda genuflexión al buitre enemigo de Argentina. De manera que ya nada llama la atención. El que hayan desbancado a dos periodistas opositores para reemplazarlos por Miliqui y Miliquito (disculpándome ante la Hermandad Hispanoparlante de Payasos), da la medida de su miseria moral.
    Han puesto de manifiesto sin lugar a dudas, que son verdaderos enemigos de la patria que tratan de travestirse en adversarios políticos para engrupir giles o desprevenidos.
    Sólo puede tenérselos en cuenta para prever los daños y perjuicios que podrían perpetrar, ya que seguirán arrojando basura sobre nuestras cabezas mientras el poder de su ventilador no sea limitado por la plena vigencia de cierta ley que, a pesar de ser constitucional, el lado mañeto de los encargados de administrar justicia imposibilita aplicar en plenitud.
    La tarea de seguir recuperando la dignidad y la soberanía de nuestro país y de todos nosotros, aún los que hacen del odio su sentimiento primordial, es lo que deberá ocuparnos de ahora en adelante.
    Y no dudes que en octubre tendremos una nueva alegría por la continuación de un modelo que no por deber que ser mejorado y profundizado deja de constituir la experiencia más positiva de nuestros últimos 60 años.

    Un abrazo.

    1. Tilo: como siempre, vos dando en la tecla. Suscribo todo lo que decís.

      Se les acaba de caer, ya podemos decirlo, me parece, la “denuncia” (Operación mediática-Judicial en realidad) de Nisman. Han ganado en Santa Fe y Mendoza, pero no por el margen que esperaban por lo tanto, creo que la desesperación va en aumento.

      Lo de Mendoza les salió bastante bién, lo que hará redoblar los esfuerzos de Magneto, (a) el robacalles, para conseguir que Massa se baje y le dé sus votos a Macri.

      Vamos a ver como se acomodan los melones en el carro.

      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: