Murió Fidel.

90 años tenía el tipo que en las mismísimas barbas del imperio más grande y poderoso que haya conocido la humanidad llevó a cabo su proyecto político, totalmente opuesto y enfrentado al de la “gran democracia del norte”.

Y para hacer eso hace falta ser un gran líder. Mal que les pese a varios. Con convicciones a prueba de cañonazos. Fue amado, pero por sobre todo, fue y es, odiado a niveles que solo se ven en los anti k en nuestro país.

Y para poder ubicarnos lo más cerca posible de lo que realmente fue Fidel, se hace absolutamente necesario saber como son y que han hecho los que odian a Fidel. Y podemos empezar por EEUU, el país más poderoso del mundo, que ha matado a millones de seres humanos en sus invasiones y guerras de “democratización” a lo largo y ancho del mundo.

País  que llevó a cabo todos los golpes de estado que se dieron en América Latina, apoyando durante decenas de años a dictadores genocidas como Anastasio Somoza en Nicaragua, Stroessner en Paraguay y Pinochet en Chile. Y hay muchos más ejemplos, dicho sea de paso. Como Ríos Montt en Guatemala.

Jamás dijeron de los dictadores que pusieron las cosas que han dicho y seguirán diciendo de Fidel. Todas las iniciativas de gobiernos nacionales y populares llevadas a cabo en Latinoamérica fueron y son sistemáticamente combatidas y derrocadas, antes con los fierros militares y ahora con los fierros mediáticos.

Es cierto que Fidel impuso un sistema de partido único, pero también es cierto que Castro es un emergente, una consecuencia de las políticas imperialistas de EEUU, políticas basadas en el más absoluto latrocinio de los países dominados por las corporaciones yanquis.

Y Cuba era el más claro ejemplo del robo sistemático llevado a cabo contra todo el pueblo americano.  La miseria más abyecta se enseñoreó a lo largo y ancho de la bella Cuba. Eso hizo posible el emerger de Fidel y el hecho de adoptar el marxismo como sistema social y económico.

También es muy cierto que “la gran democracia del norte” masacró con dos bombas atómicas a las ciudades de Hiroshima y Nagasaki con toda su gente adentro, 300.000 almas, cuando ya la segunda guerra mundial estaba en su final y perdida irremediablemente por Japón. Ese genocidio no fue de casualidad. Lo volvieron a hacer en Vietnam, de manera corregida y aumentada: 4.000.000 de asesinados por los que se llenan la boca denostando a Fidel.

¿Hubiera sido posible el surgimiento de un Fidel en Suecia? Terminantemente no. En Suecia nunca hubo miseria. Miseria que si los críticos del barbudo fueran honestos deberían aceptar que nunca pudo ser combatida y eliminada en nuestro continente. En Suecia la miseria pudo ser eliminada gracias a la aplicación de un sistema socialista, una especie de marxismo atenuado, un sistema que llevó a cabo una distribución de la riqueza mucho más horizontal que la distribución a la que nos acostumbró el imperialismo yanqui.

Es cierto que Fidel eliminó totalmente la iniciativa privada, pero también es cierto que ni bien tomó el poder se tuvo que comer un intento de derrocamiento mediante la por todos conocida invasión de Bahía de los Cochinos, invasión preparada, financiada y llevada a cabo por EEUU a través de la CIA.

Estuvo siempre claro que mediante un sistema pluripartidario Fidel no hubiera podido eliminar la miseria de Cuba ni por supuesto mantenerse en el poder el tiempo necesario para hacerlo al menos en una parte sustancial. Lo iban a voltear antes, ya que el mejorar a Cuba en ese aspecto le hubiera dado al barbeta un prestigio invulnerable, prestigio que le hubiera permitido ganar las todas elecciones que se le pusieran adelante, algo que podemos comprobar con ver el caso de Perón.

Es cierto que la Revolución Cubana se asoció a la URSS, pero también es cierto que el imperio sometió a un país con apenas 10 millones de habitantes al bloqueo económico más absoluto y extendido en el tiempo que la historia humana conozca.

Es cierto que EEUU tiene un sistema pluripartidario, pero también es cierto que al presidente no lo elige el pueblo, sino que lo hace un Colegio Electoral. Y esto es algo que se ha visto claramente en la reciente elección, en donde la ganadora resultó ser Hilary Clinton, pero el presidente va a ser Donald Trump, ya que consiguió la mayor cantidad de electores.

En suma, una “democracia” muy discutible la de EEUU, en donde los candidatos son todos financiados por las corporaciones que mandan en el mundo y que están imponiendo en casi todo el planeta el ajuste más genocida de la historia.

En esencia, no son mucho más democráticos que Fidel  los biempensantes que tanto odian al último gran líder que acaba de morir. Y para mayor claridad sobre quiénes son los que odian tanto al tipo que se cagó de risa por más de 50 años del imperio más grande y genocida en sus propias barbas basta ver  como festejaron los anticastristas: con banderas estadounidense.

Malditos hipócritas. Hablan de democracia y libertad y alegremente entregan su país al imperio, sean del país que sean. Acá en Argentina también tenemos a los gusanos biempensantes. La misma lacra agusanada que siempre criticó a Fidel  al mismo tiempo apoyó todos los golpes de estado que tuvimos que padecer desde Uriburu hasta Videla, bombardeo a la Plaza de Mayo incluído.

Y no nos olvidemos de las masacres de la Patagonia y de la Semana Trágica, apoyadas y festejadas por la lacra antecesora de la lacra actual que ahora nos gobierna. Y critican a Fidel estos tipos.

Piden en todo momento la pena de muerte, la eliminación de las garantías constitucionales y llevar a cabo ajustes económicos que llevan a la miseria y a la desesperación a millones de seres humanos, pero, eso sí, critican y odian a Fidel.

Si la agusanada lacra que gobierna al mundo no existiera, tampoco hubiera surgido un Fidel Castro. Los Somoza, los Pinochet, los Stroessner y los Videla son las que hicieron posible el surgimiento de un tipo como Fidel.

El gobierno llevado a cabo por Castro está lleno de errores y defectos, pero tuvo una gran virtud: enfrentó a toda la lacra junta y a pesar de los más de 600 intentos de matarlo, el machote murió de viejo. Virtud que amamos, ¿a qué negarlo? Y no pasará mucho tiempo que todos los que hoy festejan su muerte se pondrán a pedirle a Dios que lo resucite. Porque van a terminar dándose cuenta que ahora, Fidel es inmortal e invencible.

Y que ese amor gigantesco que tantos sentimos por el barbudo no es porque instauró un sistema de partido único, sino que es porque además, y principalmente, le garantizó a todo su pueblo, salud, educación y alimento.

Lo amamos por que nos demostró que se les puede ganar, queridos,  lacrosos e hipócritas  biempensantes. Le demostró al mundo entero que se le puede ganar a la mafia, estatizandoles todas las propiedades que tenían en Cuba.

Es el único gobernante en la historia del mundo que enfrento y derrotó al crimen organizado. Pavada de mérito. Y en  el terreno militar me permito remarcarles que derrotó al racismo genocida de Sudáfrica en la recordada Batalla de Cuito Cuanavale, que permitió la caída, para siempre, del apartheid y ganar la presidencia a Nelson Mandela.

¿Cuántos países en el mundo han eliminado totalmente el hambre, la desnutrición y mortalidad infantil y el analfabetismo? Es algo que ni siquiera en la gran democracia del norte es así. Y ni hablar de garantizarle a todo el pueblo cubano el acceso a las prácticas médicas de baja, media y alta complejidad. Igual que en yanquilandia, ¿no, queridos biempensantes?

Pero lo critican y odian a Fidel. Y son los mismos que consideran al robo que es la evasión “un derecho”, una cuestión “privada”. Macri dixit, che. Lo critican los que decían que “da lo mismo fabricar acero que caramelos”

Pero acaban de tener una gran desgracia, manga de hipócritas, durante más de 50 año tuvieron el dedo de Fidel metido en el orto, pero desde hace unos  días, han comenzado a tener toda la mano metida, y nunca se la podrán sacar.

Murió Fidel. ¡VIVA FIDEL!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: