La hipocresía PRO al palo.

Recientemente se dio a conocer que la mitad de los condenados por delitos de Lesa Humanidad se encuentran bajo el régimen de detención domiciliaria. El caso paradigmático es el del ex policía bonaerense Etchecolatz, que tiene sobre sus hombros 4 condenas a prisión perpetua.

Pero está en libertad. Con una tobillera nos dicen, como para que nos tranquilicemos que todo está bien, republicanamente bien. Porque seguramente un tipo que mato a sangre fría de un balazo a una mujer atada a una cama, a la que estaba TORTURANDO con picana y acababa de robarle su bebe seguramente respetara a rajatabla el uso de la tobillera.

¿Y la mano dura para los delincuentes donde la dejaron?

Asesinos genocidas condenados en juicios orales y públicos a varias cadenas perpetuas están en libertad y a un pibe de 18 anos al que acusan de haber tirado piedras en una manifestación y que estaba “armado con dos piedras y volantes izquierdistas” en su mochila le acaban de confirmar por parte de la Cámara la prisión preventiva.

Esta es la honestidad PRO. ¿Hay alguna diferencia en lo ético y lo moral entre Etchecolatz y el pibe preso por “tirar piedras”? Sí, claro que sí. Están preso por motivos más que diferentes. A menos que me digan los biempensantes del PRO que tirar piedras es un grave delito de Lesa Humanidad.

No lo es. Está preso por la hipocresía galopante de una parte importante de nuestra sociedad, millones de argentinos corruptos que se rasgan las vestiduras por un pibe tirando piedras y volantes y al que, además,  le allanaron la casa en busca de “pruebas de terrorismo”

Han llegado hasta aquí, y seguirán avanzando, ya que no se ve una oposición lo suficientemente fuerte e inteligente como para hacerle frente con posibilidades de éxito. Tiene Macri el látigo y la chequera. Y parece que ahora no es como cuando estaba Cristina, ahora es algo que está muy bien usar. Y lo han usado al látigo, tal como lo denunciaran un par de legisladores.

El país está en manos de la mafia calabresa. Y a menos que pase algo que por sí mismo voltee a esta piara de corruptos, no nos queda más remedio que apechugarla, ya que no se ve que la gente que voto de buena fe a este “mejor equipo de los últimos 50 años” se esté dando cuenta de en qué manos nos han puesto. Y tenemos a cambiemos trabajando a destajo para que no se den cuenta.

Ahí están la foto que por pura casualidad le sacaron a Heidi Vidal justo,  justo, justo en el momento que tomaba un juguete de una góndola de supermercado. Ya quisiera para mí la suerte que tuvo ese fotógrafo. Nunca perdería ni a la quiniela ni al bingo.

Así la están distrayendo y lavándoles el cerebro a la gente. La parte más intensa va a venir para octubre del 2019, en donde, seguramente, van a volver a obtener el voto de los jubilados, a pesar de que ya tenemos adentro a la reforma (robo) previsional. Pero el lavado de cerebro logra muchas cosas. Como por ejemplo, que te voten los mismos a los que perjudicas.

Hace un par de días esa hipocresía envuelta en una desvergonzada corrupción acaba de consumar un acto más: Rodríguez Larreta inauguro una pileta de natación…dibujada en el piso.

¿Hasta cuando habrá que esperar para que la gente se dé cuenta de que estamos gobernados por la única y verdadera mafia que hay en Argentina?

Y créanlo, ejemplos sobran. Y si no miren el caso de Cristóbal López, preso por una deuda impositiva de 8.000 millones de pesos. Una deuda bastante grande, por cierto. Pero al mismo tiempo a Edenor Macri les perdonó una deuda de 19.000 millones de pesos. Bastante más grande, ¿no?

¿Y lo de Triaca? Tiene personal en negro además de haber metido 250 ñoquis en el SOMU, que por supuesto sacó de entre sus parientes, amigos y conocidos. Y echó a la señora “que hace de todo en su casa” mediante un tremebundo insulto por  wattsapp. A pesar de haberla nombrado con un cargo (ñoqui) en el SOMU. Muy buena la educación del Cardenal Newman, a juzgar por Macri y Triaca.

¿Se dan cuenta de que todo lo que le criticaron y acusaron a Cristina y su Gobierno no era otra cosa que proyección psicológica?

“No vemos a los demás como son, si no como somos nosotros” E. Kant.

Esta simple sentencia del filósofo prusiano nos ilustra sobre la causa de las tantísimas y virulentas acusaciones y demonización al que fue sometido el kirchnerismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: