Archivos del mes: 27 febrero 2018

A propósito del aborto.

La persistente militancia por la despenalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo está dando sus frutos. Parece que va a entrar a debate en el Congreso en el mes de Marzo. Algo que es muy bueno.  Ha sido un muy grave y criminal error que no hayamos discutido el tema del aborto con el mismo nivel de intensidad  y permanencia con que discutimos de fútbol o política.

Y esta buena nueva nada tiene que ver con que “el gobierno habilitó el tratamiento en el Congreso”. Mentira. Es el fruto de decenas de años de lucha y militancia de miles de mujeres. Prepotencia de trabajo, diría Roberto Arlt.

Tal vez alguno piense que exagero al catalogar como homicida a la prohibición del Aborto Seguro, Legal y Gratuito, por lo tanto me permito anoticiarlos de que suman miles las mujeres que ha muerto en los últimos 20 años a causa de una Interrupción Voluntaria de Embarazo realizada en lugares que hasta serían rechazados por un criador de chanchos.

Tengo yo también asumida posición al respecto, y esa posición  es en contra del aborto. Soy creyente, y lo soy a pesar de haber tenido una vida más que jodida ya que además de haber padecido situaciones de muy mala suerte he sido obrero toda mi vida a lo que debo agregar que ya llevo más de dos terceras partes de mi existencia como peronista, dos cosas que me convierten en culpable de todos los males de nuestro amado país.

Pero que nadie se llame a confusión, y aunque parezca una incongruencia, apoyo la despenalización de La Interrupción Voluntaria del Embarazo. Considero que una despenalización del aborto está en la misma categoría de la Ley de Divorcio: a nadie obliga a divorciarse. Dicha Ley tampoco obliga a nadie a abortar.

Los antiabortistas, digamos, tradicionales, rechazan el aborto sin más, acusando a quienes abortan de homicidas, alegando que el quitar la vida es solo derecho de Dios. En parte estoy de acuerdo con esa posición, pero hay un detalle que a mi juicio la relativiza.

Convengamos antes que nada, que la mayor parte de los que hoy están contra el aborto en Argentina estuvieron, y están, a favor de la tortura, la desaparición de personas, el asesinato de manifestantes tirapiedras y la pena de muerte, además de hambrear a millones de nacidos en haras de que el resultado de una cuenta en los libros de contabilidad estatal dé cero.

¿O tienen alguna prueba de que las muertes en el curso de una represión son por decisión de Dios?

Por supuestos que todos esos biempensantes se llaman a sí mismos buenos creyentes. Y ese detalle al que me refería es que nadie pierde la salvación por los pecados ajenos.

¿Entonces porque oponerme a que una mujer se realice un aborto? Creo que puedo, y debo militar por que nunca se recurra a un aborto, pero no impedirle a nadie el llevar a cabo una Interrupción Voluntaria de Embarazo.

Llegado el caso de que los creyentes tengamos razón, Dios existe  y el infierno es el destino final de todos los que matan, y si el aborto es un homicidio, ese terrible castigo no caerá sobre los que estamos en contra del aborto, porque, repito, nadie se pierde la salvación por los pecados ajenos.

Yo quiero suponer que todos los antiabortistas jamás habrán pagado un aborto a nadie. Yo tampoco lo he hecho ni lo haré, (a menos que el embarazo haga  peligrar la vida de la mujer) pero no pienso  impedírselo a nadie. Y digo esto con la más absoluta tranquilidad de conciencia. La eliminación a niveles ínfimos de la cantidad de abortos en cualquier país del mundo solo es posible de lograr con una Educación Sexual absolutamente completa.

Tengo ya 66 años y recuerdo perfectamente que en la escuela primaria que cursé en las ciudades de Bolívar y Olavarría en la PBA estudiábamos anatomía con láminas del cuerpo humano…asexuadas.

Si, asexuadas. Sin los órganos sexuales. Y recuerdo que más de uno se ligó un furibundo reto de las maestras por dibujar o señalar lo que por naturaleza llevamos en la entrepierna y que en esas preclaras láminas había biempensantemente desaparecido.

Mis hijas, educadas en escuelas estatales de la CABA, ya fueron educadas en lo sexual con dibujos de cuerpos humanos sin ningún faltante. Un gran avance, sin duda.

Pero a mí me parece que a nuestra Educación Sexual le falta algo. Y ese algo es el placer. El goce. La alegría. Tengo la sospecha que se educa desde la óptica reproductiva solamente. No hemos sido educados en cómo prepararnos y manejar  a la más poderosa pulsión que el ser humano es capaz de sentir.

Nadie puede negarse a una alegría. Y de esa incapacidad nace el embarazo no deseado adolescente, por ejemplo. Y el adulto también, claro. Incapacidad que me parece nos acompaña toda la vida.

Considero que intentar frenar  el  aborto mediante una prohibición con pena de cárcel ha sido, es y seguirá siendo un homicida error. Esto solo va a ser logrado con una Educación Sexual que incluya una profunda pedagogía sobre el placer, el principal motivo por el cual la mujer y el varón poseen órganos sexuales perfectamente concatenables. Y que sirven también para la reproducción, por supuesto.

Sostengo que la prohibición actual del aborto está basada en el propósito de construir poder. Una de las formas que hay de construir poder, si no la única, es imponer una idea o relato.

Quienes son cabeza visible del movimiento en contra del aborto fuero apoyatura de todas las dictaduras que asolaron nuestra historia, muy especialmente la del “proceso de reorganización nacional”, del cual siguen defendiendo las desapariciones, la tortura, el robo de bebes y el tirar a gente viva desde aviones al mar. Y “la reconciliación”, para hacerla completita.

Además, hoy  día, gracias al colosal blindaje mediático que tiene este gobierno y sus partidarios, pueden colocar a la Bioética como fachada. Quien diría, los que se llenaron la boca con el “algo habrán hecho” para justificar atrocidades, hoy nos refriegan en la cara que el ser humano es tal desde el mismo momento de la fecundación. Por lo tanto…

No soy médico ni nada que se le parezca, pero me parece que esa concepción puede tener  razón. Pero ese razonamiento tiene un punto por donde hace agua, un defecto que debe de ser subsanado de alguna forma.

Y el punto es que esa Bioética está produciendo miles de muertes de mujeres gracias al aborto (gran negocio) clandestino.

Se supone que si hablamos de Bioética hablamos de algo que defiende la vida de todos. Y acá hay una falla. Es algo muy difícil lograr la perfección en algo, por eso yo acepto al aborto seguro, legal y gratuito. Y combatirlo mediante un programa nacional de Educación Sexual que genere el sentido común de que hay que usar, sí o sí, alguno de los métodos que hay para impedir el embarazo. Educación, no prohibición. La Educación Sexual es vida, la prohibición del aborto es muerte.

Y ese programa debe contemplar la cuestión más importante que tiene el sexo, y que es el placer. Sin ese ítem, esa “educación sexual” considero que no sirve para nada. 500.000 abortos anuales  en nuestro país con más de 300 mujeres que mueren lo prueban.

Digo simplemente que quienes consideramos que el aborto no debe existir y nos basamos en el Evangelio tenemos la obligación y el derecho de pelear por esa Educación Sexual de calidad suprema que logre eliminar o al menos reducir a una mínima expresión la recurrencia al  aborto.

Del aborto solo son responsables aquellxs que opten por llevarlo a cabo. Prohibirlo es solo construcción y demostración de poder. Porque la mujer tuvo y tiene un gran poder, y ese poder es el de preservar a la especie. Y a ese poder hay quienes quieren todavía mantenerlo bajo control.

A la corta o a la larga, el macho perderá ese control.

En serio, piénsenlo, antiabortistas, nadie se pierde por los pecados ajenos.

Y si habrán justificados ustedes y seguirán justificando, el asesinato de los sí nacidos como los pueblos originarios, las abundantes masacres de obreros y mucho más acá, Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

Anuncios

Señoras y señores, Su Majestad Universal, La Corrupción

En los últimos años se puso muy virulentamente de moda acusar de corrupta a toda persona que haya sido funcionario del kirchnerismo o partidario del mismo, desde una óptica muy especial: son los únicos corruptos de la historia humana.

Ese fue el poderoso y subliminal mensaje en el que se centraron los medios “objetivos, veraces e independientes” encabezados por el multimedios Clarín y el diario oligárquico La Nación. Los corruptos medios hegemónicos.

Durante los 8 años de Gobierno llevados a cabo por Cristina las acusaciones de corrupción lograron llegar a una intensidad y masividad nunca antes vista en Argentina, logrando imponer en la mente de millones de argentinos que lo corrupción es un hecho netamente kirchnerista, algo que nunca había pasado en la historia del mundo y que todo aquel que se pare en la vereda del antikirchnerismo es por natural definición, una persona honesta.

“Verdad revelada” esta que lograron imponer  Clarín y La Nación y que los posiciona como medios absolutamente corruptos dada la mentira flagrante que es ese poderoso y subliminal mensaje. Y tienen cientos de actos corruptos estos medios. Y podemos empezar por la forma en que consiguieron apropiarse de la principal fábrica de papel para diarios de Argentina, Papel Prensa: en la mesa de tortura durante el híper corrupto gobierno del proceso genocida comandado por el dictador Videla.

Y sin embargo, lograron convencer a esos millones a pesar de la extensísima historia de corrupción que tiene la humanidad sobre sus hombros. Hagamos un poco de historia:

“La crónica de la época fue testigo de varios escándalos. Cicerón reconocía que: “Quienes compran la elección a un cargo se afanan por desempeñar ese cargo de manera que pueda colmar el vacío de su patrimonio”. El caso más célebre es el de Verre, gobernador en Sicilia. Se le imputaron extorsiones, vejaciones e intimidaciones, con daños estimados, para la época, en 40 millones de sestercios. Catón, el censor, sufrió hasta 44 procesos por corrupción. El general Escipión hizo quemar pruebas que acusaban a su hermano Lucio sobre una estafa perpetrada con bienes del imperio: fue condenado al destierro.”

“Bertolt Brecht, en su obra sobre Julio César escribe: “La ropa de sus gobernadores estaba llena de bolsillos”. En Roma se llevaron a cabo irregularidades que recuerdan mucho a las de hoy: por ejemplo, el teatro de Nicea, en Bitinia, costó diez millones de sestercios, pero tenía grietas y su reparación suponía más gastos, con lo que Plinio sugirió que era más conveniente destruirlo.”

http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20120803/54331562523/historia-de-la-corrupcion.html

“La corrupción en Argentina comenzó con la colonización española y la práctica del contrabando a gran escala por los altos funcionarios, que hizo del incumplimiento de la ley una costumbre generalizada.”

“El prócer Domingo Faustino Sarmiento, denuncia en una carta que le enviara a Mariano Sarratea, los actos de corrupción cometidos por Bartolomé Mitre durante su presidencia (1862-1868) y fundador del diario La Nación, aún activo:”

“La casa (de Bartolomé Mitre) fue negociada por agentes que habían obtenido la suscripción de los proveedores que mediante su despilfarro de las rentas han ganado millones, como Lezica, Lanús, Galván, que al fin la costearon en su totalidad. Mitre sabe que con un poco de insistencia, con amaños conocidos, con muchos hombres que le deben o la impunidad o la fortuna mal adquirida, todo se puede conseguir.”

“El historiador y autor de “Yo, Sarmiento”, Ricardo De Titto, reveló en el aire de Confesiones una infidencia sobre Domingo Faustino y aseguró que, fiel a su espíritu, el ex presidente inventó una palabra para denominar a aquellas situaciones relacionadas con las irregularidades en la obra pública. ¿De qué se trata?”

“Según explicó el historiador, cuando el ex presidente tenía 75 años, editó el periódico “El Censor” para criticar los negocios de Julio Argentino Roca y, en especial, los de su hermano Ataliva, ministro del Interior en aquel entonces. Es por esto que eligió una palabra ligada a su nombre de pila para denominar a los negocios corruptos.”“El hermano de Roca se llamaba Ataliva y era el que manejaba las coimas y el que se ha favorecido siempre para armar al ejército en la campaña al desierto. Era el que manejaba los porcentajes que iban apara la familia del Gobierno y los porcentajes de coimas que tenían que poner los empresarios de la época“, contó el autor de “Yo, Sarmiento” en diálogo con Cristina Pérez y Gonzalo Sánchez.

https://cristinaperez.cienradios.com/atalivar-invento-sarmiento-para-corrupcion/

“Luis Alves de Lima e Silva, comandante de las tropas brasileñas durante la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870) denunció también que el gobierno argentino no quería terminar la guerra, debido a los negocios ilegales que estaban realizando aprovechando la misma.”

“La crisis de 1890 sacó a la luz la corrupción escandalosa del presidente Miguel Ángel Juárez Celman (1886-1890). Juan Balestra escribía en 1935 que Juárez Celman se convirtió en el hombre más rico de Argentina gracias a la corrupción:”

“La honestidad transa con la codicia (…) Ha llegado la hora de la coima (…). No se denuncian públicamente los casos pero no se habla de otra cosa en las acres maledicencias de la calle y el Club”. En la novela La Bolsa publicada ese mismo año como folletín en La Nación, abundan los funcionarios que cobran sobornos o pagan sus placeres con dinero del Estado. “Bah, de todos modos es el pueblo el que paga”, dice un ministro, mientras mete quinientos pesos en un sobre para su amante.”

https://es.wikipedia.org/wiki/Corrupci%C3%B3n_en_Argentina

Los hoy mas furiosos denunciantes de la corrupción kirchnerista, dignos herederos e integrantes en su inmensa mayoría de las familias patricias y sus espadas mediáticas enriquecidas mediante la corrupción han logrado un cometido muy importante, que es desaparecer de la vista de millones de argentinos que solo ven corrupción en José López y sus bolsos con 9 millones de dólares y no en el (o los) empresario que se los dio.

Y acá la verdad de la milanesa claramente explicada.

“Antonio Argandoña ( http://blog.iese.edu/aargandona/) cree que los ciudadanos “somos esquizofrénicos y tenemos como una doble moral. Aceptamos que en el mundo haya una cierta forma de corrupción que en el fondo no consideramos como tan mala.”

“Tendemos a pensar que si a mí, como individuo, no me viene mal, es casi bueno si mueve algo de dinero. El razonamiento es: no me preocupa la corrupción siempre que no me perjudique a nivel personal”. Como pareciera que no les perjudica ni les molesta la corrupción de Macri a muchos antikirchneristas honestistas, agregaría yo.

“De esta manera, “cuando un político roba, decimos que no hay derecho. Pero luego presumimos de haber evadido algún impuesto”.

“Carlo Alberto Brioschi ( http://biblioteca.uartes.edu.ec/cgi-bin/koha/opac-detail.pl?biblionumber=6197&shelfbrowse_itemnumber=14400) recuerda en su “Breve historia de la corrupción…” que “al lado del robo de los grandes siempre hay una corrupción inconsciente, de la que acabamos siendo todos responsables si aceptamos las reglas de un sistema ilegal, porque la microcorrupción siempre ha ido de la mano de la macroscópica”.

http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20120803/54331562523/historia-de-la-corrupcion.html

Pero en nuestro país los biempensantes nos hablan de los millones que Cristina depositó en las Islas Seychelles “porque lo vieron”. Apoyé y apoyo a Cristina y es lógico que no sé si robó, no puedo saberlo y menos haberlo visto, pero el lavado de cerebro llevado a cabo por los medios hegemónicos ha logrado convertir a la “corrupción kirchnerista” en la única corrupción que existió y que existe y que, además, y por sobre todas las cosas, “está a la vista de todos”, como el robo de un PBI (O quizás 2) depositado en Seychelles pero que está, para más datos, enterrado en el Mausoleo de Néstor Kirchner.

¿Querés corrupción? Hablemos entonces de la auto condonación de Macri de la deuda que por el Correo tenía con el Estado por casi 300 millones de dólares, el auto blanqueo de plata robada a la Nación de toda su familia, o sea él mismo, la posesión de offshores al por mayor, el nepotismo, el endeudamiento de un país, del cual se quedan el 10% y que debemos pagar los laburantes y los jubilados, reforma (robo) previsional mediante, la corrupción llevada al extremo más siniestro del despido de miles de trabajadores del Estado por “ser grasa militante y estar de más” sin haber ofrecido jamás realizar una auditoría internacional  incluyendo a la parte acusada de ñoqui  para así todos podamos saber o llegado el caso, comprobar esta clásica “verdad revelada” (eterna mentira)de la derecha mundial.

Podemos agregar el asesinato de manifestantes y la pena de muerte a delincuentes de poca monta a más de la eliminación de todo programa de ayuda a la gente en estado de vulnerabilidad, como es el caso de la mujer golpeada, la desnutrición infantil y los enfermos de cáncer de bajos recursos o directamente en la indigencia.

Plus muy especial: este gobierno llamó “ñoquis” (corruptos) a los investigadores del CONICET. Aquí los biempensantes y los que quieran saber la verdad sobre los despedidos del CONICET tienen la respuesta:  https://twitter.com/severianX/status/821208890914328576

Esta más que incompleta lista de hechos que sí están a la vista de todos son hechos de una corrupción y una criminalidad que sí se puede definir como única en el mundo.

¿Qué me quieren vender, almitas de cristal?

Las cosas que nos pasan por ser ingenuos.

Acaban de confirmar la sentencia en segunda instancia con aumento de pena a Lula en Brasil. Era de esperar. Como es de esperar que en las instancias siguientes volverá a ser confirmada.

Desde mi juventud que milito en el campo nacional y popular.

En el 2003 yo me sentía un derrotado. Y aclaro que no voté a Néstor, casi que ni lo conocía. Como habré estado con mi ya vieja adhesión al peronismo que le puse la boleta a la Carrió, si mal no recuerdo.

La experiencia con el gobierno de Isabelita a mi me dejo totalmente desesperanzado, y digo desesperanzado  y no alejado de mi pensamiento nacional y popular, pensamiento que desde mi juventud consideré más que perfectamente representado por el peronismo. Pero los hechos son los hechos. Y sentí que estaba, políticamente hablando, absolutamente huérfano.

Y aclaro que no estoy echando culpas a nadie, solo cuento lo que estuve sintiendo durante tanto tiempo.

Tan desilusionado me sentía que en el 83 vote a Alfonsín. Y flor de escarmiento nos dieron los poderes reales. A tal punto acusé el escarmiento que me juré de ahí en más, votar en blanco. Pero me dijeron que no me iban a defraudar y volví a mi eterno amor. Y así nos fue.

Y tiempo después apareció un pingüino. Y no lo voté. Pero en dos semanas el pingüino me conquistó. ¿Alguien recuerda a algún presidente argentino que a dos semanas de asumido no le hubiera echado la culpa al obrero de todos los males que tenemos como país?

Eso hizo Néstor. No nos puso a los obreros como causantes de los problemas, si no como los padeciente de los problemas generados por quienes se la llevan toda con pala afuera y nos echan la culpa de todos los males a los laburantes. Nos hizo parte de la solución.

Néstor y Cristina hicieron lo que un buen y gran gobierno debe hacer, que es generar trabajo y consumo. O consumo y trabajo. Volvieron a las fuentes, al primer peronismo, el peronismo de la industrialización y la inclusión. En esas cosas termina el consumo.

Y ese fue el motivo por el cual atacaron ferozmente con su eterno verso, la corrupción, al kirchnerismo. La corrupción es lo que menos les importa, porque el poder real, o sea, Magneto, Macri, Roca y demás empresarios del círculo rojo se enriquecieron mediante la obra pública conseguida corrompiendo a militares y políticos, son la personificación de lo más corrupto.

Les genera un irracional odio la inclusión y los buenos sueldos para el obrero.  El alto consumo de televisores, celulares, autos, ropa, calzado y turismo en los 12 años k prueban que los sueldos eran más que aceptables. Y por eso atacaron tan virulentamente a Cristina.

¿Cómo aceptar que gente tan corrupta y con un sideral odio de clase pueda estar interesada en “combatir la corrupción”? Siempre fue así, lo hicieron con Hipólito Yrigoyen, luego también con Evita y Perón, siguieron con Arturo Íllia, para en la actualidad, habiendo quedado el golpe de estado un poco demodé, aplicarlo en todo el continente sudamericano. Algo que cualquiera que lea medios de “información” lo sabe.

Y claro que Lula, Cristina, Evo, Chaves, Correa y demás dirigentes populares lo saben.

¿Porque mierda entonces gobernaron como si América estuviera poblado por Carmelitas Descalzas? ¿No sabían que se les iban a ir encima? Fueron años de ataques diarios por parte de todos los medios de comunicación de Sud América.

Acá en Argentina podemos hablar de al menos 8 años de ataques rabiosos y violentos hacia Cristina y todo lo que empiece con K. ¿Y nuestros dirigentes no pudieron conseguir una miserable prueba documental de la corrupción mafiosa de nuestro gran empresariado?

Por favor!!!!!!!! Por esa inocencia e ingenuidad es que están presos y procesados dirigentes kirchneristas, incluida Cristina. ¿O sea que me tengo que comer que José López es un corrupto coimero pero no lo es el que le dio la coima?  ¿Que todos los k son inmensamente corruptos y el empresariado que se enriqueció de la teta del Estado son nenes de pecho?

Empezando por los Macri, por supuesto.

 

El Fantasma Neurótico del Goce

Creo que somos muchos los que estamos asombrados por el nivel del odio que el antiperonismo siente por Perón, Evita, Néstor y Cristina.  En suma, por todo lo que sea mejorar la vida del que “tiene la culpa de todos los males, el laburante”. Es innegable que si pudieran matarnos a todos lo harían, no lo hacen porque pareciera que todavía funciona algún freno moral. (O consideran que todavía no llegó el momento) Aunque no sé por cuanto tiempo, visto el elogio y apoyo que recibió el policía Chocobar por haber matado a un ladrón en fuga.  Y como los peronistas somos “todos ladrones”…

Siempre el antiperonismo a justificado con diversos motivos ese odio visceral, todos motivos políticamente correctos. Ponele.

Pero a mí siempre me parecieron que no eran esos los verdaderos motivos de ese gigantesco odio que les hace subir la sangre a la cabeza hasta dejarles el blanco del ojo inyectado de sangre, algo que les da una apariencia de bestias felinas hambrientas. Y hambrientas no de cualquier cosa: de nuestras  vidas es esa hambre.

Recuerdo un posteo mío de hace unos años en donde me preguntaba porque la odiaban tanto a Cristina. Porque nos odian muchísimo, sin medida, me atrevo a decir. Y la verdad es que no logré responderme en esa oportunidad satisfactoriamente. No sé si lo lograré ahora, por supuesto, pero hoy cuento con la inestimable ayuda de Daniel Santoro, el bueno. O sea, el pintor peronista.

Dice Santoro, el bueno, en un reportaje:

“Pero Lacan va a desarrollar el tema del goce del otro como fantasma neurótico. Es uno de los fantasmas neuróticos más lamentables, más graves para las sociedades: buena parte del racismo, de las guerras, de las luchas o encontronazos sociales tiene que ver con esa ilusión neurótica de que, mientras uno no goza, el otro sí goza.”

Y con Perón y Evita “el negro de mierda” conoció el goce. Y por eso fue feliz y se hizo peronista por siempre. Lo que convirtió al peronismo en algo absolutamente imperdonable. Goce y felicidad que Néstor y Cristina volvieron a hacer realidad en la Argentina del ajuste, los sueldos bajos y el desempleo eternos.

“El problema es el fantasma del goce. Últimamente leo mucho a Lacan, que tiene muchos aciertos. Y uno de ellos es el Fantasma Neurótico del Goce. Es un poco la idea de que el goce es siempre el goce del otro. Por ejemplo cuando uno ve a un negro gozando en un lugar espectacular…en un lugar que sería para ricos, queda afectado por el fantasma neurótico del goce.”

“Este negro está gozando de algo de lo que yo debería gozar. Yo no puedo ser feliz porque este negro es feliz. Este negro debería dejar de ser feliz para que yo pueda empezar a serlo, esto se ve ahora en los cacerolazos, aparece siempre. Es un fantasma que despierta el peronismo. Que es especialista en ubicar a un negro gozando al lado de un blanco que no lo quiere ver gozar.”

Por ahí viene la mano. Por esa razón es que es muy común escuchar al antiperonista criticar que “defienden a los pobres pero tienen Iphone, viven en un chalet y tienen un auto de alta gama”. Todas cosas que provocan goce, felicidad. Esas expresiones prueban que Lacan acierta a pleno cuando describe el Fantasma Neurótico del Goce.

Un pobre no puede tener una vida con un buen nivel de consumo. El pobre debe vivir en un rancho, andar a pie, ver televisión siempre y cuando sea invitado a la casa de un rico y comunicarse con una paloma. Porque si se da que llegás a tener  una casa con piso de parquet, “seguro lo va a usar para hacerse un asado”.

Volvamos al Santoro bueno:

“La clase media ¿cómo se desangustia? Pensando que van a hacer asado con el parquet. Cuando era chico siempre, siempre, en cualquier asado, había alguien que contaba que había visto a alguno en Los Perales, en Jujuy, en cualquier lugar, haciendo asado con el parquet. En la década del setenta nadie podía decir que eso no había pasado, porque se te reían en la cara.”

Doy fe que es así, hasta mi finado padre, comunista el, me lo decía allá por los `60.

“Era algo naturalizado. Ahora nadie se anima a decirlo porque, en realidad era una fantasía creada para desangustiar. Una fantasía necesaria: Ese negro está en una casa que es para ricos, que es la casa que a mí me corresponde o sea, yo estoy bancando a este negro”.

http://pajarorojo.com.ar/?p=11810

Y está más que claro que esa es la verdadera razón por la cual crearon el mito del “asado con el parquet de la casa”. De haber sido cierto, hubiéramos tenido un masivo envenenamiento por los humos altamente tóxicos que despide un parquet encendido y que está impregnado de alquitrán, que era el pegamento que se usaba en esas épocas.

El peronismo le cambió el sentido a la vida, al hecho de tener una Nación. Perón y Evita nos dijeron que se puede, y se debe, ser feliz sin la mediación del sacrificio. Sacrificio que siempre es para el pueblo trabajador, visible a través de los sueldos de miseria, el desempleo, la represión y la consiguiente exclusión. Siniestro sentido el que le dio a la vida el capitalismo.

¿Pero qué sacrificio hicieron los empresarios enriquecidos mediante contratos con el Estado? Como es el paradigmático caso de los Macri. Pero son los que con más virulencia te exigen el sacrificio. Dime de qué presumes y te diré que no has hecho en tu vida, si se me permite el pequeño cambio en esta vieja sentencia popular.

Preguntado en un reciente reportaje Daniel Santoro, el bueno, sobre cuál es la verdad del peronismo, nos dice:

“La felicidad del humano sin la mediación del sacrificio, sin el mérito. Eso es imperdonable para el capitalismo. Es feliz quien se sacrificó, esa sería la lógica”

Y el peronismo la transgrede totalmente. Se puede y se debe ser feliz por la simple razón de que sos un Ser Humano.

“Las cosas se le otorgan, y después se ve. Se trabaja, pero no tanto. Se pone el acento en las vacaciones, en el aguinaldo. Se tiene que tener trabajo, la dignidad es el trabajo. Pero después lo que se quiere es trabajar menos. Esa es la lógica peronista. La lógica que no optimiza ganancias”

“Primero está el Humano después el capital. Se pone en el centro al Ser Humano y el capital es subsidiario. Eso es imperdonable, no se puede tolerar”

https://elcanciller.com/nota/2134/santoro-vamos-hacia-una-catastrofe-o-tal-vez-triunfe-el-peronismo-sobre-la-maldad-humana

El peronista Abrahán Lincoln dijo en el año 1861, en su primer mensaje al Congreso:

“El trabajo es anterior, e independiente, del capital. El capital es sólo el fruto del trabajo, y nunca podría haber existido si el trabajo no hubiera existido antes. El trabajo es superior al capital, y merece un mayor aprecio”.

http://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/abraham-lincoln_7630/6

El capital es y debe ser siempre el resultado de la actividad del ser humano y no el producto de un deshumanizante sacrificio.

Sacrificio es trabajar las 8 horas en una fábrica, reparando vías de ferrocarril a pleno sol o en cualquier otro lugar y no enriquecerse consiguiendo obra pública o ser proveedor del Estado mediante suculentas coimas, o ser explotado durante 14 horas diarias con un jornal de medio kilo de arrocín, tal como era hasta que llegaron Perón y Evita.

Pero no, el ejemplo de sacrificio para nuestros queridos biempensantes lo da nuestra patricia oligarquía terrateniente, esa oligarquía que se formó “sacrificándose” en la masacre con ejércitos armados con fusiles y cañones de millones de habitantes originarios indefensos provistos con simples lanzas para quedarse con sus tierras.

Y si no me creen pregúntenle a Marcos Peña cuanto pagaban sus amados ancestros por un par de orejas de nativos patagónicos.